THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

lunes, diciembre 31

Tema de Enero... Te aceptas tal como eres?

Imagen Google


Hola, es la primera vez que me toca proponer tema y después de pensarlo mucho, quise proponer un tema muy personal -




Te aceptas tal como eres?




Felices Fiestas y espero que este nuevo año comience lleno de felicidad y armonía para Todos

lunes, diciembre 24

¡Felices Fiestas!

Aprovechando el espacio y a nombre de todos en Huellas Por Rastrear, quisiera desearles a todos felices fiestas!

Ojalá que les pasen cosas bonitas en el próximo año y pues desde acá se les manda mucha buena vibra y buenos deseos.

También quisiera agradecer a todas aquellas personas que se toman el tiempo para leer siempre nuestros textos aunque a veces sean largos, incoherentes y así :)

Ya en serio, muchas gracias por participar con nosotros y por ser parte de este espacio. Gracias por compartir sus experiencias, reflexiones, puntos de vista, etc. Gracias por dejar su huella.

Muchos saludos, buenos deseos y felices fiestas!

martes, diciembre 18

Todo mi respeto a quien sí puede con ésta profesión

Siempre quise ser doctor, cirujano en específico, quería ayudar a la gente que necesitaba la ayuda más importante de su vida, la ayuda para seguir vivo. Sabía que iba a trabajar en un quirófano, que pasaría mucho tiempo en la sala de emergencias tratando víctimas de accidentes, quería meter las manos en el cuerpo de otra persona y arreglarla, componerla, darle más tiempo en éste mundo. No me podía imaginar haciendo otra cosa, tenía que ayudar a la gente, y nunca le tuve miedo a la sangre, el cuerpo humano siempre me ha sido tan fascinante, tan maravilloso, que tenía que conocerlo más a fondo.
Crecí más, y más ganas tuve de dedicarme a mi sueño, de estudiar el corazón y poderlo sanar, arreglar, dar mantenimiento o lo que le hiciera falta. Sabía que iba a ser un gran cirujano, que me pelearía con la muerte día con día, y que nunca perdería una sola batalla, porque había demasiado en juego.
Crecí más y fuí aprendiendo que las limitaciones médicas son terribles, que hay demasiado que no se puede hacer aún, que muchas veces, demasiadas quizá, las cosas no dependen de uno, de la ayuda médica, que simplemente, en ocasiones, no se puede hacer nada. Tendría que acostumbrarme a la muerte. Tendría que aprender a vivir con el sufrimiento de los demás día con día, que una parte de mí tendría que morir para poder Yo vivir con la situacíon a mi alrededor, que muchas veces la sangre con la que terminaría en mis manos no sería algo tan fácil de lavar y dejar atrás, sino que sería un recuerdo de un fracaso, y de una persona que ya no está.
Tuve miedo, me preocupé, no sabía qué esperar de la vida de un cirujano. Así que aprendí al respecto.
Resulta que los hopitales me resultan deprimentes, que es raro ir a sala de emergencias y salir en una situación agradable, que no quiero vivir en algo que me impide detenerme a observar y disfrutar mi alrededor, si te detienes a pensar en el niño con quemaduras de tercer grado por todo el cuerpo, o el atleta que perdió su pierna, te sale lo humano, te llega al alma, te da por preocuparte e involucrarte emocionalmente. Y eso es peligroso porque cuesta, el precio puede ser muy alto, terminas deshumanizado, o al menos, creo que es algo que Yo no podría evitar. Asi que lo dejé en el baúl de mis sueños rotos. No voy a deshumanizarme.

domingo, diciembre 16

Yo queria ser hada

De niña soñaba con ser hada… mama me miraba con ojos conmovidos y un tanto risueños, no me explicaba que no se podía de repente ser grande y ser hada…solo me miraba en silencio y continuaba con el día mientras yo observaba fascinada las imágenes de mi enorme libro de hadas: me absorbía en sus alas llenas de luz, en su ligereza de ser eterno, la tranquilidad de saberlo todo y saberse nada…simplemente vivía hipnotizada de ellas, embriagada de magia y sueños que de niña siempre parecían posibles.Y creí por un largo tiempo que podría serlo…y lo era cada noche debajo de las sabanas donde siempre había mil mundos por descubrir; donde nació la selva multicolor: ese lugar donde encerraban a las princesas en bolsas de té y yo las rescataba (porque no era un hada cualquiera...era un hada guerrera) y donde la cascada cantaba con el rugido de un grifo. Ese lugar tan soñado donde nada era frío, nada dolía y la pobreza jamás me alcanzaría, se volvió mi refugio y mi vida pues a veces era más real que la realidad misma.Crecí soñando, encerrada en mundos de adentro, muy dentro. Pero crecí y cuando entendí jamás podría ser hada seguí siéndolo por siempre en mis sueños, ninguna verdad o realidad logro arrancarme eso de mi jamás. Sin embargo dividí mis sueños y despierta soñé con otros tantos anhelos:Quise ser doctora, bailarina, bióloga marina, dibujante y hasta bruja; Quise ser fuego, quise ser adicta, quise ser libre y quise ser sombría; Quise ser buena, luego un tanto siniestra, quise ser bella y luego quise romper espejos…llego el día en que no quise ser nada y me rendí a seguir la corriente para después volver a luchar, abrazar mi realidad y no rendirme jamás.Lo que siempre he sido es una cuenta cuentos y con lo que más sueño (que sea un tanto realizable) es ser escritora: vivir de mis sueños, en el umbral entre la vigilia y la realidad, fusionarlo todo y encontrar mi manera de volar y tener en mi mesa pan.Dentro, muy dentro después de tanto anhelo aun tengo mucho de esa niña que solo quiere ser hada, tener una estrella y un cordero, volar entre mundos, correr entre girasoles morados y tomar té de magia… y se que ese sueño jamás se me ira a volar... ¿quien sabe? talvez algún día despierte, tenga alas de mariposa y me pueda echar a volar...

lunes, diciembre 10

"El Angel"

A pesar de lo que digan mi mente e ideas en mi cabeza, creo que siempre he sido un soñador. Soñador, a pesar de la realidad que me rodea, la cual básicamente me dice que abandone todos mis sueños y me dedique a ser una máquina de dinero que ayude a su familia a salir adelante en la vida.

Por momentos todo parece que está en contra de mí y de mis sueños, pero necesito seguir luchando por los mismos.

Cuando era niño jugaba fútbol. En mi familia hay varios futbolistas amateurs y todos son zurdos para jugar: yo también era zurdo. Me tocó seguir con esa tradición futbolera/familiar, cuando un tío pensó que ya no iba a haber otro “zurdito” que le pegara bien al balón….

“Este chavo si la mueve” decían varios señores cuando jugaba. Me gustaba sentir que era bueno y jugar al máximo, intentando quitarme a todos los rivales que tenía enfrente y que querían quitarme el balón; me gustaba burlarlos, humillarlos, hacerles un túnel y dejarlos atrás con un quiebre. Me encantaba ser el goleador, ese que tomaba la responsabilidad: el que tiraba los penales sin miedo a fallar. Me gustaba ser el héroe de los partidos, meter ese gol decisivo o dar los pases para los mismos.

Podría seguir recordando sobre mi gran sueño de la infancia, el ser futbolista. Me encanta recordar mi infancia tan futbolera… Esa infancia en la que tuve que sacrificar los programas de televisión y las caricaturas por correr detrás de un balón. No me arrepiento, ha sido una de mis mejores etapas en la vida.

Recuerdo cuando al fin mi Madre pudo adquirir un departamento, nuestra casa por más pequeña que fuera, pero era nuestra. Ese departamento se encontraba en unos condominios, al principio yo era el único niño que vivía ahí. Sólo éramos el balón y yo; y recuerdo todas esas tardes jugando fútbol en una cancha vacía, sin niños. Y soñaba tanto, pensaba que esa cancha vacía era un estadio lleno de gente; simulaba que tenía que hacer un tiro de larga distancia, el cual tenía que superar una barrera conformada por los jugadores más fuertes y altos del mundo; esa barrera eran pedazos de cartón que sacaba de la basura y yo, los paraba con piedras para que fueran esa barrera…. En mi mente, la de un niño de 8 años esos pedazos de cartón eran los mejores jugadores del mundo y yo les ganaba: “México campeón del mundo, en el último minuto del encuentro” “Un golazo que rebasa la barrera y entra por el ángulo superior derecho” gritaba como loco mientras corría alrededor de la cancha dando la vuelta “olímpica”. Me encantaba tirar al ángulo derecho, era inalcanzable para el portero…

Con el tiempo llegaron más niños y con ellos las cascaritas y los partiditos. Aún me gustaba ser el protagonista, me gustaba jugar contra los más grandes y me encantaba ganarles. Llegó un momento donde éramos tantos niños que hicimos una selección: “la selecc de la loma condominios”. Planchábamos números en nuestras playeras o los pintábamos con plumones, para mí todo eso era un sueño hecho realidad.

Al lado de nuestro condominio existían otros departamentos: “las gemas”. Con el tiempo y los años, se creó una especie de clásico, la loma vs las gemas el cual se jugaba todos los domingos sin falta. Se jugaba con tanta pasión, como si fuera un América vs Chivas, se jugaba con fuerza y con coraje no nos gustaba perder. Al principio siempre perdíamos, lo recuerdo con mucha tristeza; el equipo de las gemas era mucho mejor y tenían niños que eran bien buenos para el fut: “El Itus, el Gabo, el Churro, el Negro”. Tenían todo un equipo y la loma, la loma no tenía nada: “Agarren al Angel” gritaban los gemos… Era yo, “el Angel” contra el mundo, honestamente mis amigos en ese momento no eran muy buenos para jugar y yo tenía que luchar para no perder tan feo, era tan apasionado que le gritaba a mis amigos para que no dejaran de luchar a pesar de ir perdiendo por más de 10 goles…. Externamente me enojaba mucho pero en el fondo estaba feliz por no tener que jugar yo solo en la cancha nunca más, ahora tenía con quien jugar.

Y nuevamente el tiempo, trajó nuevos niños a “la loma”: Lonchas, Nelson, Jon, Kao, Juan Topo, “Los canadienses (Michel, Julián y Andy)”, Cone, Roy, el Chiquis, el Power y muchos más… Al fin teníamos un equipo de fútbol decente y me sentía tan feliz por tener un buen equipo para poder ganarle a las gemas. Aquellos tiempos, el primero que metiera 30 goles ganaba, éramos niños y jugábamos por horas.

Siempre recordaré un partido en el cual a pesar de ser una cascarita sentía la presión y el nerviosismo como si estuviera jugando un partido de verdad, lo recuerdo muy bien éramos 5 vs 5, el marcador estaba empatado 29 a 29 goles. Había gente mirando desde las ventanas de su departamento el partido, había niñas, adultos y la banca de nuestro equipo viendo el partido alrededor de la cancha, era como un estadio verdadero y estaba lleno. Nunca olvidaré esa jugada: Jon sale jugando desde la defensa, da un pase a Andy quien se mueve por toda la banda izquierda y me da un pase, le regreso el balón rápidamente haciendo una pared mientras yo sigo corriendo y le paso por un lado, me regresa el balón y le mando un centro “elevadito” -como le gustaban- a Lonchas, quien sin pensarlo saca un remate con la pierna derecha que el Negro desvía y manda a tiro de esquina. Y lo recuerdo tan bien, como si fuera una película que está a punto de llegar a su clímax. Andy siempre tiraba los centros y me dijo: “Tira el centro tu wey, mándalo elevadito ya sabes”. Tomé el balón y volteé a mí alrededor, me di cuenta de todas las personas que nos estaban viendo; incluso los Padres de “los Canadienses” nos echaban porras. Me perfilé con la pierna izquierda y mandé el centro, buscando que Lonchas lo cabeceara. Fue una jugada muy rápida, el balón parecía estar muy alto para Lonchas pero logró pegarle al balón estirándose quién sabe cómo y lo metió a la portería a pesar del lance del Negro, la película había llegado a su clímax.

Hubo un grito de gol, el estadio cantó el gol con nosotros; nuestros amigos, los que estaban en la banca se metieron a la cancha y todos corrimos abrazar a Lonchas porque habíamos ganado el partido, los vecinos aplaudían desde sus ventanas mientras los gemos salían de la cancha derrotados, fue algo inolvidable. Una vecina con su pequeño hijo veían el partido y después del festejo, bajó de su casa y nos dio $20 pesos por haber ganado y jugado tan bien, era algo que nunca nos había pasado en la vida. Compramos lechuguillas para todos. Éramos niños.

Con el tiempo todos crecimos y yo seguí jugando. Seguíamos jugando todos los domingos, ese pequeño niño que veía el partido con su Mamá, “el Sebas” después jugaría con nosotros y yo me veía reflejado en él ya que le gustaba jugar con los grandes y ganarles, así como era yo de pequeño.

Seguí jugando en la prepa, donde me hice pedazos mi pierna izquierda y después de varias lesiones, llegó un momento en el que no podía más… Tuve que dejar ese sueño, que quizás no estuvo nada cerca pero pudo convertirse en realidad. Pude llegar a ser un futbolista de verdad (en mis sueños). Al menos lo intenté…

¿Ahora? Sigo soñando y estudiando comunicación. Sueño con ser un cineasta, con ser un fotógrafo y a veces pienso que la vida me pone obstáculos tan difíciles que no podré cumplir esos sueños. Soy fatalista pero también soy consciente de la responsabilidad que tengo con mi familia, se que tengo que sacarlos adelante a pesar de que al hacer eso, sacrifique mis sueños.

Por lo pronto, ahora más que nunca, después de escribir esto me siento más soñador que nunca. Y aunque no lo pueda decir firmemente, en el fondo se que seguiré luchando por mis sueños, a pesar de lo difícil que pueda llegar a ponerse la vida. Recordar es vivir.

viernes, diciembre 7

Aun sigo sonhando


Y me desperté una noche en mi pequeña cama blanca, llena de castillos, soliloquios, soledades, dragones y hadas, era una noche de abril tal vez un poco fría, la soledad era un paréntesis común en esas noches y yo ahí con mis colores en la mano aun, la luz tenue de la habitación de mi mama aun prendida y en en las paredes pegadas por todos lados los dibujos de una tarde llena de sueños... Tal vez hoy podría despertar y verme "grande" siendo o haciendo lo que mas quería ser!!! atraída magicamente por la belleza de las lineas, de las sombras, de los colores de la vida, maravillada ante los mundos secretos que cargo en mi memoria y en mi imaginación...


aun no he terminado de crecer y cuando sea grande seguiré queriendo ser lo que alguna vez siendo pequeña quise ser: ARTISTA.

Fragmentos de mi creaciòn profesional

Eramos pobres. Viviamos en una casa sin terminar, por esa razòn todas las camas se encontraban en una misma habitaciòn. En la 5 pasaban la nueva peli de Superman. Yo como infante emocionado brincaba de cama a cama pretendiendo que podia volar. Al ver al super heroe dar una marometa inmediatamente le traté de copiar. Mi cabeza pegò primero y yo quede inconsciente. Desperte en los brazos de mi mamà mientras me llevaban al hospital. Siempre me acordarè de su cara, llena de terror con huellas de un sufrimiento que le rompìa el corazòn. La vi por un tiempo antes de que se diera cuenta de que estaba despierto. Cuando me vio se iluminò su cara y empezò a llorar. Mis ilusiones de super heroe se acabaron ese dia y me resignè a ser un simple mortal.

Arquitecto. El mejor del mundo. Construir edificios que dejen una huella. Innovadores. Que soporten terremotos, fuegos e inundaciones.
- "Entonces debes de ir al Tec. de Monterrey" me dijo mi mamà.
"De ahi salen los mejores arquitectos y tendras mucho prestigio" me decìa constantemente.
- "Si, yo voy a ir al Tec, porque voy a ser el mejor arquitecto" le respondìa;
"pero tu te vienes conmigo a Monterrey porque està muy lejos"
-"Quieres que vaya contigo?" me respondia con una sonrisa mezclada entre amor y entretenimiento "Pues claro que voy"
Hice maquetas, compre mi regla en T, lapices y plumas especiales. Dibujo tècnico en la secundaria. Lo odié y mas odiaba que para navidad me dieran libros con fotos de edificios.

Tac, tac, tac, tac. Otra pagina completada en lo que seguramente serà una de las mejores historias cortas que ha escrito un adolescente (espero que nadie se de cuenta que es una mezcla del libro que acabo de leer y la peli del otro dia). Tac, tac, tac, tac, tac. Chingada madre, ya me equivoquè, me tiene harto esta maquina de escribir, porque no tenemos computadora.

Informatica, todo el dinero està en lo de las computadoras y como ahora tengo una es lo màximo. Y no mames eso del internet que pedo. Puedo ver lo que quiera, hasta hay correo que llega de cualquier parte del mundo instantaneamente y sin pagar nada. Ohh y puedo ver fotos de las nuevas pelis que van a salir y hasta los cortos. Esos los guardo para verlos varias veces. Como que tengo que aprender un lenguaje? Pero que puto lenguaje es este? Puntos, guiones, solo letras y letras. Ahhh pinche Windows siempre con su pantalla azul porque no puedo tener una Mac.

-"Què quieren hacer el resto de su vida? Piensenlo bien." Decìa mi orientadora de carrera. "Que los hace feliz?" Su voz fuerte y con pasiòn como si estuviera tratando de convertirnos a su fé.
"Que les gusta tanto que siempre piensan en eso?"

Voy a ser cineasta. Mis fantasias de joven se acabaron y me resigno a ser un simple creador audiovisual.

miércoles, noviembre 28

Tema del Mes: ¿Qué soñabas con ser cuando niño?

Han visto: ¿Mi encuentro conmigo?
En este película Bruce Willis da vida a un hombre que cuando niño soñaba con ser piloto...La realidad es que él se dedica a algo totalmente diferente: Es diseñador de imagen. Él dice a la gente qué hacer, qué decir, cómo vestir, cómo comportarse. En algún momento del filme, al charlar con un interlocutor él recuerda ese sueño infantil...
Pese a vivir en una amplia mansión, el personaje de Bruce no es feliz...no pilotea un avión y no tiene a Chester "El mejor perro del mundo" que él cuando niño había decidido nombrar así. Un día, Bruce se percata que hay un intruso en su casa, se trata de Rusty, su YO de 8 años y el encuentro con ese pequeñín le recuerda los anhelos que guardaba muy a su pesar dentro, bien dentro del corazón.
Esos sueños que nos llenaban de energía cuando pequeños, que para otros resultaban hilarantes...cuando aguantábamos los comentarios de los adultos "Déjalo...es sólo un(a) niño(a)" pero que para nosotros representaba más que un sueño...más que un anhelo...
¿Y TÚ? Qué soñabas con ser cuando niño(a)?
¿Lo conseguiste?
¿Crees poder hacerlo aún? Yo creo que sí.
Bruce Willis al final lo consiguió...tú por qué no?

miércoles, noviembre 21

Noches


Las noches son las túnicas con las que me he vestido, que dando calor y permitiendo frío se han adueñado de el sabor de mi esencia. Cada noche es una capa en las uñas de mi mano, que me sirven para defenderme, agarrarme a lo que no deseo que se vaya, y que me han permitido lastimar con rasguños. En ésta noche deseo sólo alimentarme, con ideas y palabras ajenas, que me enseñen a dormir con mejores sueños; mis sueños no son más que mis ideales contados en una historieta, plasmados en mis pesares, y sufridos por mis días.
Sin la noche, muero. Es una línea vital que me llena de adrenalina al igual que de feromonas, me eleva o me baja, pero siempre me entretiene. Por eso es vital, por eso me es necesario bañarme en ella, en la noche, en la esencia, y no perecer en lo burdo de lo cotidiano.

La oscuridad es el color favorito de la pena que ataca un alma, se sirve de la falta de iluminación para entregar el dolor que imbuye. Con ésa túnica, la vida te es cruel, pero es para defenderte, materializa y endurece la esencia, y nunca te deja sólo, tal cual ente simbiótico, te da para que la alimentes.
Surreal, casi tanto como la realidad. Casi tanto, como la vida misma.

lunes, noviembre 19

Cadáver exquisito / ¿Qué son las flores amarillas?

Un Cadáver exquisito es una técnica por medio de la cual se ensamblan colectivamente un conjunto de palabras o imágenes; el resultado es conocido como un cadáver exquisito. Es una técnica 100% surrealista.

Por lo cual, en esta ocasión decidí hacer un cadáver exquisito sobre las flores amarillas. No intenta mostrar algo en específico, tampoco busca comprobar una idea y mucho menos tiene que tener coherencia, es “surrealista”. Sólo muestra el ensamble de ideas que tienen un grupo de amigos sobres las flores amarillas.

¿Cómo hice este Cadáver?

Para hacerlo le pregunté a varios amigos que representaban para ellos, las flores amarillas. Lo que respondieron es lo siguiente:

Las flores amarillas expresan odio aunque nunca he visto flores amarillas pero deben verse pro. Pero también pueden ser alegres porque denotan primavera y calor.

Desde luego llaman más la atención que las flores blancas y son amarillas como el sol. Si vas en la carretera solo ves flores amarillas. Son puras joterías y la neta son demasiado excéntricas. O sea así como que perdieron valor ya que la gente las usa mucho para expresar mierdas.

Pero / Pienso que son cálidas, al seguir al sol. Que 12 girasoles pueden quedar muy bien en los cuadros impresionistas. En el caso del Cempaxuchil (o como se diga y se escriba), tienen un olor característico y dan vida a los altares sombríos de nuestros muertos.

Son tan llamativas como las mujeres ensimismadas, no puedes evitar verlas, pero no te hacen pensar en amor. Por eso las flores amarillas si son pa morra son un buen detalle pero no son así como que digamos de "quiero contigo" mis amigas dicen que son buenas pa detalles de compas, ha no ser que la morra tenga una obsesión por el amarillo!

Me dicen flores amarillas y me llegan a la cabeza los girasoles, y definitivamente no me gustan nada, una flor sin chiste ni nada interesante. Pues en si las flores amarillas siento que representan de manera simple algo vivo, para mi no son realmente impresionantes pero a su manera, logran expresar lo que realmente es una flor y como esta puede causar diversas sensaciones, mas que nada enfocadas a algo placentero. También me recuerdan en cierta medida a un insecto como la abeja.

/Todo/lo/que/te/hacen/pensar/unas/pinches/flores/

¿A ti qué te provocan las flores amarillas?

A mi honestamente no me provocan nada, pero me gusta tomarles fotos con rollos de diapositivas para que al revelarlos con un proceso químico diferente del normal (lo cual se conoce como proceso cruzado o x process, por si les interesa investigarlo en google) mis fotos salgan con “colores surrealistas, bastante irreales”, como diría mi buen amigo Neto.

sábado, noviembre 17

Circo Rojizo de Imagenosas Inargumentales (se prohiben puntoides)

Antes que nada debo aclarar que este relato ya es un tanto viejo, pero fue lo primero que relacione con el tema del mes y de las cosas mas extrañas que he escrito en mi vida... Ruego se juzgue como lo que es: Un juego de mascaras deformes.


...
Brincando de circulo en circulo que agrandan o achican los pies, corriendo, girando, encajando los circulos cuadrados se derriten en charcos en los que los metamorficos pies se unden y caen, lejanos y abstractos son mutilados y caen en cuerpos que no son nuestros... talvez ni de ellos. Las figuras juegan en rojiza tela de circo donde todos malabarean con vidas ajenas. Este es el juego al que todos caemos flotando y encarnando. Un poco abstracto mas siempre humano, las cortinas rojas caen de nuevo dejando imagenosas sin puntoides o argumental alguno (pues se les calleron de las bolsas donde no cabe nada mas que cordura acuosa). Ven y deforma gradualmente palabras a imagenes a sentires a disfrazes y recuerda añorosa como jugabas a remolinosas aventuras que no tenian ni tacones ni labial en los ojos, eso esta de mas en el circo teloso, mejor entre rojizos circulos cuadroides brinca, gira, corre y se algo mas.....:::....
.
Las nubes de girones algodonescos con sombras pegadas al suelo dibujan techos sin refugio para los muertos. En los grandes salones se escucha el sigilio sin eco de los pasos descalzos, agiles y rapidos. Los grandes salones de fria piedra artesanal labrada con los rostros de los padres no albergan refugio alguno para el paso del muerto, de aquel cuyo destino es el mismo nuestro, el no corre de aquella certeza como es comun ahora...no, el corre fiel y palpitante, seguro y anhelante hacia destinoso misterio....;;......
.
Que te gusta mas ¿triangulos o rectangulos?
.

Los arboles, remolinos inciertos de verde violaceo bailan locos con hermano viento, dejando las zapatillas clavadas en el suelo y levantandose las faldas cafesosas para no tropezar con las gordas gotas de madre lluvia. En los bosques saturados de pasto giran con las puntas de los dedos unos piesecillos que nada exijen al mundo de no ser girar brincando y reir cantando, el caos verde violaceo observa un atardecer tinto negreado mientras la mitad de la luna se esconde para no ver a la girante danzante que baila con los pies en el aire y su negro cabello que se come a besos las timidas estrellas donde brillan los rostros de las madres. Da refugio a sus girantes pasos la promesa que siempre es la misma promesa que mantiene por siempre esperanza despierta. A ella no le asusta tal cosa, como asusta ahora, ella gira cantando con los arboleados violetas
mientras fiel y palpitante, segura y anhelante brinca hacia eternosa promesa...._._....
.
Triangulo isoceles ¿De cuantos lados y con que al lado?
.
Argentum grisaceo se derrite charqueando callendo a gotas de la luna redonda que ilumina oscuro lago de burbujeantes creaturas ahogadas semi-aladas. Encajados en la dura piedra los pies desgarrados tiemblan enojados a la orilla de burbujeante lago que, hechizado por el desgarrado levanta de su garganta grutural despertar a los esbirros semi-alados, que salen cojeando a la orden de su desgarrado amo. La luna llorando de semejante asalto sale volando a contar el relato mientras arrastrados gusanos surgen de la dura piedra a cumplir comandos. Obedecido el por la nauseabunda adiccion de la ira del pecho jamas despierto que ahora casi todos obedecemos, esta ira a el no lo hace esclavo sino amo de esbirros arrastrados. Cojeando con sus degarrados pasos sigue fiel y palpitante, seguro y anhelante hacia enfermosa ira.............

.

.

.

GOTITAS DE CORDURA QUE SE ME VAN A LA BASURA....

lunes, noviembre 12

Pero a tu lado


Ven... Deja tu Huella

He muerto y he resucitado
con mis cenizas
un árbol he plantado,
su fruto ha dado
y desde hoy, algo ha empezado

He roto todos mis poemas
los de tristezas y de penas,
me lo he pensado
y hoy sin dudar vuelvo a tu lado

Ayúdame y te habré ayudado
que hoy he soñado
en otra vida, en otro mundo
pero a tu lado

Ya no persigo sueños rotos
los he cosido con el hilo de tus ojos
y te he cantado
al son de acordes aún no inventados
en otra vida, en otro mundo
pero a tu lado.

viernes, noviembre 9

Sé que un árbol nunca dirá: es primavera

pero de igual manera florece...


Sé que todo sueño es un sol inalcanzable
pero conseguirá lunas y estrellas
con tan sólo cortar un par de ramas
y crear pájaros...

Entonces,
y sólo entonces,
serán por fin, más alas
que vacío...


viernes, noviembre 2

La Sombra


Doblando las horas en un cajón, para mas tarde!! desperté y descubrí aquella sombra en la pared que caminaba impaciente mirándome a través de la rendija... No mas le dije!!! No seras mas mi sombra, decidí dejarte ayer, cuando el sol acaricio mi rostro y me permitio partirte en dos... Eres muy pesada y grande le dije!!!
Para que cargar contigo si puedo ser libre esta vez? me voy sin ti... Salí a la calle mientras la lluvia crecía en el ocaso sobre el verde silencio sembrado frente a tu jardín... Ya no te extraño pensé...
Y solo me fui!!!

jueves, noviembre 1

un día surreal en Sonora : TEMA: Surrealismo

El sol lanzaba sus rayos luminosos ficcionalizando los sabores en la brisa, marchitando los pétalos que se agachan a tocar el pavimento para refrescarse en el espejo que forma la luz, se distorsiona la luz en mil cristales que se quiebran en los objetos doblándolos y escurriéndolos como la vida onírica de la 4ta dimensión de Dalí.
La mirada blanca por ver la pureza del calor obliga a pasar la saliva por los poros del cuerpo, nos secamos la boca oliendo el vapor del cuerpo y quemando nuestra piel en la pasión del día; las ondas de las imágenes que crea Morfeo en todas las nubes que se pasean y transforman aleatoriamente la realidad en fantasía confundiendo nuestros sentidos entre sombras y brisas cálidas.
Quizá debamos recostarnos con los pétalos que se funden y derretir los cuerpos unos con otros para crear un nuevo mundo convertido en chocolate cuando un niño lo guarda en la mano para no compartir la dulzura que desea empalagar los sentidos.
Seriamos cuerpos suaves y tersos que tocaríamos con la luz de punta a punta el corazón vicioso de y sanguinario de la naturaleza como la hoja de papel nueva que corta apenas nuestras caricias.

lunes, octubre 15

Mi miedo: Ser parte de la Generación de los Fracasados

Miedo. Miedos.

Hay muchos y más cuando eres una persona insegura. De esas que piensan todo y no piensan nada. De las que cuando van caminando en la calle voltean incesamente hacia atrás pensando que alguien los persigue. Miedos que nunca me dejarán y que a veces fastidian mi vida como nadie tiene idea, sólo yo y mis ideas entendemos ese miedo que te recorre todo el cuerpo y se queda en tu cabeza en un estado de permanent buzz; el cual nunca te abandona, siempre lo escuchas y no te deja dormir a pesar de que el reloj marque las 5AM.

Quizás mi miedo, mi peor miedo es el de ser parte de la generación de los fracasados. Aquellos que tenían todo para triunfar y no pudieron hacer nada. Personas que gozaron de educación y de una buena vida sustenda por su familia, pero que no pudieron destacar o simplemente fracasaron haciendo alguna actividad. Todas esas personas que pretendieron vivir de lo que más les gustaba en la vida y terminaron en la calle.

Mi miedo se limita a eso, a la vida real. A la realidad, al darme cuenta que mi vida no tiene dirección ni objetivo alguno. El miedo a no responder a las expectativas, al no ser "alguien" y no corresponder al esfuerzo que ha hecho mi familia por mi. No quiero ser parte de la generación de los fracasados, la cual forma parte de la historia de la vida y existirá siempre sin importar las brechas generacionales que existan y que cada vez más separan a los seres humanos.

El miedo a ser parte de esa generación que describió alguna vez Carlos Fuentes, en Las Fronteras de Cristal. El miedo a que mi nombre pueda ser insertado en la siguiente cita del texto de Fuentes:

"[Inserte su nombre aqui], mira tu ciudad hundiéndose en el olvido de lo que fue pero sobre todo en el olvido de lo que quiso ser: no tengo derecho a nada, se dijo un día [ ], tengo que unirme al sacrificio de todos, al país sacrificado, mal gobernado, corrupto, insensible, tengo que olvidar mis ilusiones, ganar lana, socorrer a mis jefes, hacer lo que menos me humille, un trabajo honesto, un trabajo que me salve del desprecio hacia mis padres, del rencor hacia mi país, de la vergüenza de mi mismo pero también de la burla de mis amigos; llevaba años tratando de juntar cabos, tratando de olvidar las ilusiones del pasado, despojándose de las ambiciones del futuro, contagiándose de la fatalidad, defendiéndose del resentemiento, orgullosamente humillado en su tesón de salir adelante a pesar de todo: [ ], veintidos años, ilusiones perdidas..."

Inserta el nombre que quieras. Inserta tu nombre si te sientes identificado y si sientes el mismo miedo que yo. Ten miedo de que tu nombre inserte perfectamente y no puedas hacer nada al respecto....

Miedo a ser parte de la Generación de los Fracasados.
Miedo al fracaso = tres palabras. Miedo a tres palabras.

martes, octubre 9

Perspectivas

Viendo a mi generación me doy cuenta de varias cosas, para empezar, veo que parece que a ésta, la Generación Y, le importa menos y menos lo sucedido en las generaciones anteriores, que están más inmersos en sí mismos, y a la vez en el mundo virtual, algo que no entienden o que simplemente no les llama a la gente de arriba de cincuenta años.
Claro, para todo hay excepciones y, esto lo estoy poniendo desde el punto de vista que se me presenta aquí, en Estados Unidos, pero lo cierto es que en la juventud ha recaído siempre una parte de las rebeliones, una tajada de del sentir incómodo de la sociedad en turno, y que se ve exacerbado en los jóvenes, al ser precisamente eso, jóvenes, se han adaptado a los cambios en los tiempos de mejor manera, ya haya sido la revolución industrial, los movimientos radicales liberales de los sesentas, o el invanir el Nuevo Mundo hace cinco siglos, la sangre nueva siempre ha sido la que mejor se adapta. Bien para ellos.
Pero ésto deja mal parado a el grupo que le antecedió. Ése es el problema, que los que nos abrieron puertas, y pavimentaron un camino donde nosotros hacemos de nuestras vivencias una historia, quedan atrás, a veces olvidados. De niño tarataba de que mi papá jugara conmigo en el Super Nintendo, si hasta el juego que le ponía era uno de box, le encanta el box.....¿por qué no quiere jugar? Él, por su parte, cuando Yo tenía 5 años, me quería enseñar a jugar con un balero, cosa que nunca me atrajo, que nunca adopté. En los juguetes, en el entretenimiento en sí es descomunalmente obvio la brecha que tenemos hoy en día. Tus padres quizá aún véan repetidamente las pelícuals de la Época de Oro del cine Mexicano, con Cantinflas y Pedro Infante, se han de saber canciones de Chavela Vargas mientras que nosotros vemos episodios de nuestros programas favoritos en internet, esperamos el nuevo podcast de Churros y Palomitas, y nos distanciamos del mundo al utilizar los audífonos del iPod o del celular mp3.
Nada nos importa, no de manera social, global, ideológico.....Sí, hay quienes se apasionan por una causa, pero son pocos los apasionados, y las causas de hoy en día son tantas que abarcan tanto, y nada aprieta. Nada nos importa, no como en los sesenta, cuando se quería replantar la base misma de la sociedad, que la revolución era la palabra y la idea que estaba en mente de todos. Ésto era de manera intercontinental, la mantanza de estudiantes de Tlatelolco en México el 2 de Octubre de 1968 no fue un acontecimiento aislado. En Francia hubo pedos similares, en EU también se balacearon estudiantes, en una universidad. Hace unas décadas la gente moría por las causas que sostenían, quizá no a propósito, era algo que terminaba siendo consecuencia desafortunada, pero la gente sabía que era muchas veces una opción. Hoy, las consecuencias que nos afligen, es que nos quiten el internet, somos una generación que no ha padecido realmente, y que no hemos tenido que sacrificar a un grado imortante. Todas las generaciones anteriores sí, de una o de otra manera. Y éso es lo que más engrandece la brecha entre nuestra generación y las anteriores.

domingo, septiembre 30

Pues, que me toca el tema del mes...

Me gusta octubre, me parece un buen mes, y bueno, mi madura mente de 25 años (ajá) me dice que bien podríamos hablar en esta ocasión de...


El auge de LA BRECHA GENERACIONAL

"A lo largo de la historia, una de las mayores fuentes de cambio cultural han sido los jóvenes, cuya rebeldía colectiva manifiesta habitualmente un profundo desajuste con las estructuras de autoridad y con las prácticas de los valores adultos y su transmisión social. De allí, asimismo, el carácter de conflicto generacional que de ordinario acompaña a los movimientos juveniles, apenas disimulado tras motivos de orden participativo o democratizador..."




Ya nada es como antes... ¿O qué?
(jajaja! soné a viejita)

lunes, septiembre 17

De Miedos...

Y así iba caminando con mi hermanito...cuando lo vi, me quédé helada. ¿Casualidad?



viernes, septiembre 14

El polvo del miedo

"Yo te enseñare el miedo en un puñado de polvo..."

T.S. Eliot

Las tierras yermas

El miedo es un puñado de polvo
Que solo y torturado se arrincona.
Arácnidas rojas chorreando sangre,
Engaño y soledad llenan mis pesadillas
De vejez inutilizada, de conformismo atada...
El polvo de mi miedo es que no pase nada,
Quedarme aquí por siempre recordando
La tortura de mi padre,
El cáncer de mi hermana,
Mis garras gastadas
Y la soledad riendo de mi madre,
Aventándole monedas
Contándole las verdades de su hija.
El polvo de mi miedo
Soy yo misma,
La parte que repta,
Que ríe debajo de mi almohada...
O simplemente nunca poder,
Que el miedo al miedo mismo me inutilice,
O que el miedo al miedo mismo se me quite...
Pavor a esa hoja en blanco,
La que nunca podré llenar.
Pavor a esa palabra
Que siempre se me escapara...
O al día en que tenga que afrontar el espejo
Y ver el rostro de mi padre
Viéndome de regreso...
Sonriendo y cumpliendo la profecía.
En mi puñado de polvo se revuelven imágenes a montón,
Recuerdos borrosos como de fiebre
Que no quiero ver,
Ni recordar jamás...
Y la calvicie de mi hermana,
Sus ojos de convulsión,
La ira que encerró.
Mi demonio interno
Y mi propio infierno,
El simio a mis espaldas encajándome las garras
Ganándome y brincando en remolinos de marihuana.
Miedo a mi propia fragilidad
Y a ver las imágenes que nunca pude sanar
Hasta en mi lecho de muerte...
El miedo cabe en un puñado de polvo.
Es ese cuervo negro
Que pesa en nuestras espaldas
Y nos da pavor
Solo echarlo a volar...

lunes, septiembre 10

Miedo miedo?

Bueno hablar de los miedos que tenemos creo que no es muy fácil, algunos nos cuesta aceptarlos, otros nos parecen miedos bobos y otros ni los contemplamos... Cuando comencé a pensar a que le tengo miedo, lo primero que se me ocurrió fue un miedo Bobo, le temo a los ratones y a los ladrones, poro creo que el temor mas grande que llevo en el corazón es el miedo a la Muerte...


Lo mas complicado de temerle a la muerte, es que no le temo a mi propia Muerte, si no a la Muerte de aquellos a quienes mas amo... Aveces mi mente [que no siempre me juega buenas pasadas] comienza a pensar en eso, en que pasaría si al llegar a casa ya no estuviese... Y me enojo conmigo misma y enseguida intento cambiar los macabros pensamientos...
Y a pesar de todo esto ya he perdido a dos de mis grandes amores, Mi abuela y mi papa de Crianza... Fue doloroso verlos partir a los dos, pero sin embargo aun después de afrontar su muerte, no dejo de pensar en eso eventualmente... Creo que no le temo a mi muerte porque tal vez no sentiré nada, o tal vez porque creo que hago que cada día pueda ser el ultimo... Pero solo contemplar la pequeña idea de perderlos me hace tener realmente MIEDO...

Nuevo tema...

ok!!!

ya se que estamos a 10 y que el tema tenía que estar desde el primero, pero por causas de fuerza mayor hasta el día de hoy pude venir a cumplir con mi tarea... desde el día en que Borrego me dijo que me tocaba poner el tema me puse a pensar y tenia 3 temas posibles, creo que lo que terminó por decidirme fueron los sucesos que ultimamente han pasado por mi dédalo...

"El miedo"... al coco, a las alturas, a la oscuridad... todos tenemos alguno... cual es el tuyo???

domingo, septiembre 9

Peter Pan Jamas quiso Crecer...



Y simplemente al pasar del tiempo, atravesé mares inhóspitos, conquiste tierras lejanas y en las noches me dedique a Soñar.... Tan consiente de lo que implicaba decidirse a NO CRECER, no me importo, decidí de corazón seguir soñando, seguir creyendo en príncipes y princesas... aveces recuerdo las grandes batallas que mi corazón ha tenido que enfrentar... Batallas contra la adultez, contra los prejuicios, contra los miedos.. Nunca ha sido fácil mantener el corazón limpio...

Recuerdo de mi infancia, aquel tiempo entre cuentos y sueños...

- ¡Volved conmigo a mi país! -les rogó Peter Pan-. No os hagáis mayores nunca. Aunque crezcáis, no perdáis nunca vuestra fantasía ni vuestra imaginación. De ese modo seguiremos siempre juntos.

sábado, septiembre 8

De infancia cuentos y sabores...

Cynthia creció entre aromas y sabores, las abuelas maternas antaño habían tenido un restaurante y por ende, el sazón que tenían era el mejor de la colonia. La madre se molestaba (hacía berrinche más bien) cuando la pequeña Cynthia le llamaba por "Carmela" en lugar de "Mamá" y es que no se le podía culpar, las Abuelas eran quienes le llevaban a la escuela, quienes le cocinaban y con quienes jugaba. La madre jamás fué desobligada, no. Era junto con el marido, como el resto de padres que sacrifica el tiempo con los hijos en trabajo a cambio de darles que estudios, que ropas que juguetes y hoy día, ipods, dvd´s y el Xbox.

Cynthia se sentía importante, grande y el centro de la familia. Hasta que llegó Carlos, "Carlitos". Ahora cuando le preguntaban: Nena, ¿cuántos son en tu familia? Ella sabía cómo decir con los deditos que cuatro, pero siempre siguió levantado sólo 3 y eran 3 y fueron 3 por mucho tiempo. La molestia radicaba en que a ella ya no le regalaban juguetes ni ropita coqueta, ahora eran chocolates rellenos de cereza al licor, por eso hoy LOS ODIA, cada visita, juguetes para Carlitos, el mameluco de Carlitos y los chocolates para Cynthi (ggiaaakkk!).

Lo peor fué cuando Carlitos tenía como un año más o menos y Cynthi, (*"La Cone" le decía su Má) la Madre y Carlitos fueron al mercado, era domingo y día de gorditas de chicharrón ó flautas (unas muy buenas que hasta salieron en el programa de Otro Rollo de Adal Ramones). Mientras caminaban en la acera rumbo a las gorditas, que se acerca una mujer que vendía diademas y le dice a la madre: "Señora, mire, diademitas de tela, cómprele una a la niña" - Este...ejem, no gracias, es que es niño-. Ni siquiera miró a *la Cone, se excuso y siguió su camino. *La Cone estaba que bufaba, chiquita, pero no tonta, se ofendió. Fué vanidosa desde pequeñita. Por ESO se quiso escapar un día del kinder, para llamar la atención,no pudo burlar a la persona que cuidaba la entrada y regresó llorando a propósito y la maestra fué corriendo a consolarle, aconsejó a la Abuela que la cuidaran más.

Poco después los padres salieron e hicieron especial mención de que Carlitos se alejara del cuarto donde estaba la nueva tele (esto en casa de los Abuelos) pero Cone quería jugar a Hansel y Gretel cuento muy bonito que le contaron en la escuela y utilizó el unicel de la nueva tv a modo de migajitas de pan para que Carlitos desempeñara como un grande el papel de Hansel...y así lo hizo. Se empachó y se puso muy muy mal, los abuelitos jamás supieron que pasó (la Cone agarró sólo un trocito, que fué el despedazado y Carlitos se lo comió toditito, muy buen niño, todo un Hansel, yo creo que la maestra le habría puesto un 10).


Fué hace 3 años que salió el tema a colación y entonces confesé mi crimen. Me jacto de tener excelente memoria, puedo jurar que recuerdo muy pero muy borrosa parte de mi fiesta de un año (ya me dijeron k sí es posible) me acuerdo de mis compañeritos del kinder, de mi fiesta de 3 años, y de ése día donde tenía casi 5 años. Mi Mamá armó tremendo escándalo, mi Papá se rió y Carlos me dejó de hablar durante casi una semana. ¿Qué pasó después? Carlos me perdonó, mi Mamá me dijo: "Desde chiquita eras re ca..." y mi Papá siguió riendo. ¿Yo? sigo odiando los chocolates rellenos de cerezas al licor, ya no me tengo que escapar de la escuela para llamar la atención, y ya digo bien cuántos somos en mi familia si me preguntan (ya somos 5), pero ya no uso mis deditos :(

*La Cone, dícese de la Cynthia que según aseguran los progenitores, desde pequeñita tiene como que cara de conejito, como es fémina ps coneja, para ahorrar saliva, "Cone".

jueves, septiembre 6

Hobo

Para empezar, quiero aclarar que el título se pronuncia "Jobo".
Y Segundo, que todo lo que relato a continuación es cierto.


Pues una día, mi papá se encontró un periquito australiano, una de ésas avecitas que son tan lindas y amigables. Pero ninguna lo había sido tanto como Hobo. Mi padre viajó por todo el continente y hasta partes de Europa, con sus aventuras y sus vaivenes se consideró un verdadero vagabundo, trovador, o como dicen en Estados Unidos: A Hobo.
Al encontrarse un periquito azul, con todo el carisma que es posible caber en un cuerpecito tan pequeño, sin miedo, pero lleno de vida y e aparentemente extraviado, decidió traerlo a casa, y darle un nombre que reconociera su vagar: Hobo.
De inmediato se integró, como si hubiera nacido y crecido con nosotros. Yo tenía cinco años, y habíamos adquirido la mejor mascota del mundo. Pero más que eso era parte de la familia.
Ahora nadie me cree, que de desde el principio era juguetón con nosotros, que se posaba en el hombro, en la mano, en donde quiera que uno le llamase, sí, hacía más caso que muchos perros que he tenido, jejejeje. Le decíamos por su nombre y venía, a quien lo llamaba; mi hermana y Yo buscábamos que nos hiciera caso e ignorara al otro,que si le hablábamos y mostrábamos el hombro o la mano, ahí llegaba, con su carita llena de luz y alegría. Que nos seguía al cuarto al que fuéramos,; que tenía más personalidad que varias personas con las que he trabajado.
Lo poníamos frente a un espejo y se echaba pleito a sí mismo, creyendo que tenía en frente a otro macho, se esponjaba y hacía agüende, porque tenía que dejar en claro quién mandaba. Me encantaba que estuviera en el baño cuando estaba Yo en la bañera, llegaba volando y se ponía a nadar en el agua, campante, y a veces hasta cantando, nunca dejaba de cantar o de almenos decir algo; Yo le salpicaba poquita agua, para jugar con él, y como que no le parecía mucho, o no sé, quizá solo se hacía el ofendido, porque no se iba, se quedaba por mucho rato, me hacía compañía.
Lo más entretenido era cuando jugaba futbol, ah, porque era futbolero.......bueno....le dábamos una canica, de preferencia la blanca, y él trataba de empollarla, como lo hacíamos en la mesa del comedor, pues seguido se el salía la canica de por debajo, asi que corría tras de ella, trataba de controlarla, y de empollarla, y se veía tan contento cuando lograa sentarse en ella sin que se el fuera.....asi que lo distraíamos un poquito, y se le iba, y de nuevo a correr tras de la canica blanca. En un par de ocasiones le dimos un limón, y pues con ése si no podía, jejeje, era muy buen ejercicio para Hobo.
Abríamos la llave del agua, en el lavamanos, para que lo usara como regadera, le encantaba.
Lo llevamos con nosotros a México, por tierra nos fuimos en una camioneta roja que ahora está despedazada De San Francisco a Tijuana.Tuvimos que taparlo para que los de la aduana no lo vieran, y recuerdo estar tan preocupado de que lo fueran a encontrar, porque sabía que nos lo quitarían. De ahí por Baja California, a Los Cabos, tomamos el barco ése, llegamos a Nayarit, me parece que fuimos a Jalisco para ver la familia por parte paterna. Y claro, hasta Guanajuato llegamos con muchas historias y claro con Hobo.
Mi papá lo usaba como despertador, porque nunca me ha gustado levantarme temprano, asi que para ir a la escuela era difícil lograr que me levantara, asi que Don Enrique lo llevaba a la cama y me lo ponía al oído, jejejeje. Hobo empezaba a mordisquearme, a cantarme al oído, y como que sabía su función, porque si lo espantaba, sólo volaba un poquito y regresaba a donde mismo, para despertarme, y cuando me daba vuelta, se iba a la otra oreja. Cómo lo extraño.
Todo ésto es cierto.
Le conseguimos novia, que irónicamente, era una periquita muy enojona, no se dejaba acariciar, y de todo echaba pleito........mujeres.
Una mañana, ya casi para irnos a la escuela, mi hermana iba o a la sala, o al baño, y quería que Hobo la acompañara. Le habló. A mí mis papás me habían estado insistiendo que cerrara las puertas tras de mí, porque siempre las andaba dejando abiertas, me regañaban por eso.
Asi que cerré la puerta.
La puerta no cerró.
Algo estaba de por medio.
Maté a Hobo.
La puerta se la cerré en la cabeza, la aplastó. Nuestro más perqueño miembro de la familia cayó aleteando, y Yo me congelé. No podía creer lo lo que estaba viendo. Mi padre estaba justo ahí, y sé que se le partía el corazón, lo tenía en sus manos, con la certeza de que se nos iba. Claro, mi hermana llegó corriendo, diciéndole a mi papá que hiciera algo. Pero nada había por hacer.
Me miraron, y no había una roca cerca para arrastrarme debajo de ella.
Quisiera que ésta parte no fuera cierta, que nunca hubiera pasado.
Pero tuvimos que irnos a la escuela así, con aquella impresión, con los ojos rojos por llorar tanto, y Yo.....sabiendo que era mi culpa, que por mí es que estaba muerto. Llegué a la Vasconcelos deprimido, pero muy pequeño para saber lo que era la depresión, sólo sabía que me sentía terrible.
A veces aprender duele.

jueves, agosto 30

En mi reflejo... ayer...

...la niña de los ojos claros e infinitos, la que no podía sonreir por que alguien le enseñó que si lo hacía se le escapaba el alma en un suspiro...


...la soñadora por vocación, la que se escondía en silencio junto con los fantasmas bajo la cama, por que siempre le dijeron que era mejor tenerlos cerca para que así no asustaran tanto por las noches...

...la pequeña Pitufina, la de la mirada pícara y oyuelos en las mejillas, la que robaba chocolates del "carrito de los dulces" del abuelo y que igual se escondía en una vaporera en la alacena, o pasaba horas "cazando" ratones para después amarrarlos de la cola a las patas del viejo sofá y tirarse a ver cual se soltaba primero... la que nunca pudo enseñar a volar pollitos y acabó por desistir...

...la de los cuentos en canción y los sueños a lápiz y papel, la que se inventó y re-inventó 1000 y un veces, y de día fué princesa y guerrera, y ángel y demonio y tambien la bruja "mala" del cuento, y alguna tarde lloro por que aprendio que los años duelen y no pudo cerrarles la puerta...

...Lucía, la que una vez decidió que le gustaba más ser noche y juez y parte y verdugo, la que se supo distinta y distante del mundo real y se encerró desde entonces en su burbuja, esa misma que la ha resguardado hasta hoy y que huele a canela como la cocina de Nina y también a té de ausencias, por los años que se fueron junto con aquellos complices incondicionales, la que guarda melancolía en las paredes y tiene un espejo roto y muchas hojas en blanco...

Lucía... la niña de ayer... la que fuí... la que aún soy... aveces...




martes, agosto 28

Arlequin

Dejo mi primera huella, algo que se tiene que saber de esta huella es que es evadiza y difusa y a cada paso se confunde con fantasías, evasiones y negaciones…eso fue la marca de mi niñez.
Gracias a don Borrego por su invitación y espero pueda absorberlos un poquito en este trocito de mi historia.


ARLEQUIN
El arlequín (a quien aun no puedo nombrar) hizo su primera aparición en una mañana común y corriente. Mama y papa discutían a puerta cerrada mientras Mariana y yo discutíamos por toda la casa. Con el desayuno frío y a medio comer y el uniforme escolar a medio poner, la discusión entre hermanas sube de nivel, mientras de la puerta cerrada se oyen gritos ahogados.


Tironeándonos el pelo y las orejas, Mariana termino la discusión al tomar represalia contra mi zapato escolar, que fue arrojado hacia las densas y coloridas ramas de la buganvilla de nuestro pequeño patio. Indignada decidí tomar el ultimo recurso de hermana menor: Acusarla con mama; Invocando las lagrimas de cocodrilo a mis ojos y sin pensarlo dos veces abrí la puerta del cuarto que entonces era de mis padres…Lo que vi hizo que olvidara por completo a mi zapato abandonado en las ramas: Mama con lagrimas en las mejillas y exhalando tristeza de cada poro decía despacio el nombre de su esposo. Papa con la cara deformada por la ira ciega (gesto que quedo marcado por siempre en mi memoria) grita palabras sin sentido mientras estampa su puño cerrado contra las mejillas húmedas de mi madre, un ruido seco y mi madre cayendo al suelo, entonces todo se nubla y solo veo los ojos de mi padre posándose en mi, por un segundo creo (o imagino) que los ojos de mi padre cambian, dejando ver solo tristeza, cansancio y la debilidad de la que es victima…pero con la rapidez que da la practica (y el alcohol en las venas) su mirada vuelve a cubrirse con una gruesa e impenetrable capa de ira que ciega sus ojos. Un golpe débil, talvez piadoso, con mano abierta cubre toda mi cabeza dejándome mareada, un solo golpe, pues el fuego de mi madre no se a extinguido y con el peso de ser mujer y madre detiene el segundo golpe mientras me empuja y cierra la puerta en mi cara.

Clavada en el umbral en ese momento pierdo muchas cosas y comienza a formarse otra, algo que tiene forma de burbuja y sabor a lágrima. No se cuanto tiempo estuve quieta, sin escuchar o pensar nada…lo que se es quien me despego: De la puerta abierta de mi hogar, echando una marometa y tocando una corneta escandalosamente llego un hombre que usaba un traje demasiado grande para el, de color negro con finas líneas blancas (que yo recordaba haber visto en el closet de papa), tenia un solo zapato de color azul, su cara era afilada y la mas blanca que había visto en mi vida lo cual hacia chillar aun mas a su despeinado y tusado pelo zanahoria (tiempo después lo único con lo que pude relacionarlo fue con un arlequín). Con voz chillona me recomendó prudentemente aventurarnos por la selva de lianas en una misión de rescate. El objetivo a rescatar: a) zapato escolar, b) zapato azul. Aunque yo alegue que mi zapato estaba en el jardín y no en la selva el solo se burlo y dijo que aunque estaba un poco cegatona me aceptaría en su misión de rescate.

Y lo que yo conocía como jardín se volvió una selva húmeda y nublosa, llena de una rara especie de pájaros que hacían un sonido como de risa y enormes girasoles morados. Después de días de exploración y una dieta a base de pan con miel (que el arlequín seguía sacando de las bolsas de sus pantalones) logramos al fin encontrar los dichosos zapatos que descansaban juntitos y relajados en las raíces del árbol mas grande de toda la selva, después de una serie de regaños hacia los zapatos por parte del arlequín decidimos perdonarlos y tomar el largo camino a casa, pues yo tenia que ir a la escuela y el arlequín tenia que buscar unas tijeras gigantes, las cuales necesitábamos para cortar el pelo de mama (el arlequín insistía en que un corte de pelo haría que dejara de llorar).

El arlequín (a quien aun no puedo nombrar) volvió muchas veces, causándome una serie de castigos por diferentes crímenes (uno de ellos intentar cortar el pelo de mi mama), pero siempre podía hacer que el tiempo se detuviera y todo parecía mas grandote y mucho mas bello siempre que venia de visita… poco a poco su cuerpo se fue volviendo mas tenue y la selva comenzó a convertirse en jardín… dejo de venir cuando deje de decir su nombre, que probablemente fue por el tiempo en que papa dejo de venir a dormir.

El arlequín fue el primero de muchos rescates que invente por esas fechas y fue quien construyo mi burbuja a prueba de balas… aun ahora creo firmemente que me robo mi niñez y que tenia un tinte de maldad que yo jamás quise inventarle, probablemente lo agarro del traje negro de rayas blancas que le robo a mi padre…

lunes, agosto 27

Acerca de (YO), mi id y el superego!

De pequeño siempre fui ese “mexicano promedio”, es decir aquel mexicano que se caracteriza por ser todo un soñador.

Desde los 6 años jugué fútbol, cuando cumplí 8 años empecé a entrenar con el equipo de fútbol de mi primaria. Todos me decían que era “bueno” y que podía llegar lejos, como se pueden imaginar esas palabras son las mismas que seguramente le dijeron a miles de niños en México; y como también se pueden imaginar, esas palabras tuvieron un gran impacto en mi persona, en mi niñez y definitivamente cambiaron mi vida.

Aún tenía 8 años cuando me mudé a unos condominios nuevos en la ciudad, eran tan nuevos que ni siquiera tenía vecinos, mucho menos tenía niños vecinos, era el único niño que vivía ahí. Esa soledad ocasionó que tuviera una nueva rutina en mi vida diaria, una rutina diferente a la de cualquier niño de 8 o 9 años: entrenar fútbol todo el día. La rutina era sencilla: 10 vueltas a la ciclopista para calentar, respirar y estiramiento, y otras 10 vueltas a la ciclopista con el balón, para eso de mejorar el control de pelota. Yo era mi propio entrenador, por lo cual la otra parte de la rutina era jugar fútbol como loco, por toda la cancha, por el todo el condominio, eso era lo más importante: no dejar de jugar nunca. Ya que era un sueño que tenía que alcanzar.

Después de tanto entrenar, llegaron las recompensas cuando pude integrar una selección estatal de fútbol en mi penúltimo año de primaria y desde esa vez nunca deje de jugar… Pase la secundaria y seguí jugando, sin importar otra cosa. Llegue a una buena preparatoria, gracias al fútbol. Tenía una beca deportiva en el Tec de Monterrey y en ese momento pensé que estaba muy cerca de ese sueño que tenía de pequeño ¿Qué paso después? Mi rodilla izquierda se hizo pedazos, y ahí tuve que abandonar ese sueño, que tanto tiempo había durado.

Los sueños son un éxtasis temporal que proviene de nuestro inconsciente y buscan en todo momento, satisfacer nuestros deseos. Los sueños que siempre tenemos de niños, nos ayudan a mejorar la vida y nuestra realidad. Pero qué hacer cuando los sueños que tienes se desmoronan y desaparecen.

De niño también sufrí el divorcio de mis padres, viví la separación de mi familia; observé y lloré en silencio la destrucción interna de una familia ¿Dónde estaban esos sueños de tener una familia perfecta? Seguramente explotaron al igual que lo hizo mi familia…

En la primaria, las maestras no dejaban de molestarme: no sabe recortar, no escribe bien, su letra no se entiende, no le gusta participar en los bailables, en fin la lista sería interminable… No podía soñar, no comprendían mis sueños, nadie entendía que no todo eran los bailables; nadie comprendía que había días en los cuales lo único que necesitaba para no estar triste era soñar; jugar que era un superhéroe y estar disfrazado de Spiderman o Batman, o simplemente jugar con mis Thundercats y mi balón.

A final de cuentas sigo siendo ese niño “soñador”. Quizás en estos momentos he dejado de creer en los sueños y también he dejado de soñar en un futuro bonito y prometedor… La realidad es otra. De niño fui/sigo siendo, ese mexicano promedio que se cansó de soñar y de ver sus sueños fracasar.

domingo, agosto 26

De cuando me hice pipí...

Recuerdo haber posteado esta historia en algún otro remoto lugar de la blogsfera, pero ésta de aquí, será una versión distinta....


Hasta hace poco no recordaba el porqué me desagrada tanto esa clásica actividad que se realiza por lo regular cada lunes en todas las escuelas: los "honores a la bandera"; hasta que cierto día, a mitad de una platica familiar llegó ese recuerdo a mi memoria...


Tenía 5 años cuando entré a la primaria, era una niña linda, tierna, tímida y un tanto solitaria; mi mamá me peinaba de dos coletas, y a pesar de no tener muchos amigos, recuerdo que era feliz, muy feliz...
El primer día de clases, lloré, y a pesar de que mi hermana estaba conmigo en la misma escuela, yo no quería separarme de mi mamá... El uniforme era un jumper blanco y un suéter rojo que tenía mi nombre grabado en la parte superior derecha, para mi era morado, pero mi mamá me decía que no, que su color era rojo, llevaba calcetas blancas y unos hermosos zapatos de charol; mi maestra me parecía muy linda y bonita, hoy ya no recuerdo ni su nombre ni su rostro...
Cierto lunes, durante los honores a la bandera, me dieron muchas ganas de hacer pipí, le pedí
permiso a mi maestra de ir al baño pero no me dejó, continúe insistiendo dos o tres veces más, pero ella nunca accedió, no le importaba mi carita de desesperación ni el verme moverme inquieta en mi lugar; me decía que tenía que aguantarme hasta que terminara porque era una "falta de respeto a la bandera" irme en ese momento; a una niña de 5 años no puedes hacerla entender qué significa eso de faltarle al respeto a la bandera y mucho menos cuando está a punto de hacerse pipí; y en efecto, no logré entender que era eso de lo que ella hablaba pues en ese momento era lo último que me importaba y me hice ahí mismo, a mitad del patio y mientras todos cantaban en coro el "Himno Nacional Mexicano". Recuerdo que mis piernas se fueron chorreando de un líquido amarillo y tibio que venía de entre mis piernas, que todos se rieron cuando se dieron cuanta que debajo de mi había un charco y que terminé llorando en la oficina del director esperando a que mi mamá llegara por mí...

viernes, agosto 24

Rainbow-bye.




Sí, yo era muy feliz, tenía mi Rainbow Brite y todo lo que una niña de 4 años pudiera desear, me llevaban al Holiday-on-ice, tenía una abuela perfecta y joven, muchos tíos, un abuelo consentidor y papás. La familia siempre estará ahí.

Mi primer concierto fue en el Teatro de la Ciudad, me llevó mi tía Lucy con su novio y fuimos a ver a Daniela Romo, aún recuerdo que me puse a bailar en el pasillo la de Coco-loco. aaajajaja y me compraron una foto del concierto al salir. Tal vez desde entonces me hice apreciadora del México Folklorico.

Un día iba en un camión, lloviznaba y era invierno, y tras la ventana pasé por JUGUETIBICI, la tienda de juguetes soñada por todo niño, y en uno de los grandes, pero muy grandes aparadores había una ORQUESTA¡¡¡ de Osos Panda sentados que tocaban violines y chelos, pffff, aun lo recuerdo y me impacta. Eran como animatronics. Pasó un momento y le dije a mi tía: Quiero vomitar. Y vomité. Creo que fue de la impresión. El surrealismo mi condimento de vida.

Me sorprendía de que del cielo cayeran bolitas de hielo, y apesar de las explicaciones de Manolo que iba en la secundaria, para mí era inconcebible, maravilloso, entonces le dije que me ayudara a atraparlas.Los dos nos asomamos por la ventana con una bolsa de plástico transparente en las manos y pude atrapar granizos, descubrí que los granizos se derriten con facilidad.La naturaleza siempre es sorprendente.

Podía pasar horas mirando fijamente al tornamesa cantando las canciones de MI DISCO POSTER de Cri-Cri. Y después unos Kranky, Mamuts o un gansito, (congelado por favor) después de unos años ya traía mis walkman y escuchaba New Kids on the Block y casettes de Enygma y Michael Jackson y traía colgando en el cuello mis PLUMONITOS PAPER MATE; poniendo especial cuidado al utilizar el Mágico, el blanco, el que borra. Los sonidos, los sabores y los colores, catalizador fundamental para una vida placentera.

Y ya que está aquí borre, por su culpa sé andar en bicicleta: una día en el Parque Benito Juárez con mis papás emocionados y empeñados en que aprendiera bicibletear, ajaja, me encontré a Borrego y no sé por qué sin quererlo entre mis padres y él fui inducida a conducir la bici, hasta me salieron ampollas en los dedos pulgares. Sentir la velocidad que tomas en una pendiente inclinada con un árbol grueso justo en medio del camino, siendo inexperta en la conducción del manubrio, puede colapsar a cualquiera. El estrés ayuda a las personas a tomar fuertes decisiones.

Un día fui a la premiere de Los ositos cariñositos en un cine de Lindavista que tenía fachada de castillo de cuento, y el tíó Gamboín estaba sentado en un escritorio dando autógrafos. Agradezco la existencia de las cámaras digitales. Me hubiera encantado tener una foto con el tío de tíos.



Ahora después de tantos años, me siento como en la foto: caminando con traje de baño por el pasto en un día soleado. Hoy escuché en un patético programa de radio: El dolor es innevitablel, el sufrimiento es opcional.
A mi me gusta ser feliz, aunque ya no tenga mi Rainbow-brite.

miércoles, agosto 15

El porqué le pongo seguro a las puertas.

(Léase de la manera más casual, como quien lo ve como lo más normal del mundo)

Tenía trés o cuatro años edad, ésa parte de la historia no es del todo clara, (creo que por ahí de cuatro), pero lo que sí, es que en el carro íbamos mi Mamá, mi hermana (en el asiento del copiloto), y Yo, que iba en el asiento trasero de la vagoneta; era de noche, y mi madre se metió a una gasolinera a poner gasolina. Como Yo me estaba durmiendo, me acerqué a la puerta derecha, para recargarme en ella. Al salir de la gas, y estar ya en la calle, la puerta se abrió, esa recargadera que prometía darme sueños, me dio la noche, de manera muy intensa por cierto.
Recuerdo haber reaccionado por instinto, traté de agarrarme de la puerta al salir, solo logré rasguñarla, así que me acerqué, de manera precipitosa, al pavimento.
Déjame te digo que la ciudad de San Francisco, en California, Estados Unidos, es una ciudad muy bella, de noche y de día, es una ciudad que hay que detenerse a contemplar, cosas que en ese momento no pensé hacer, y la verdad, no hubiese podido.
Luces, edificios, calle, luces, casas, asfalto, nubecitas, carros, más asfalto. Eso es lo que se ve de la ciudad de noche cuando se está rodando por la calle después de haber caído de un vehículo en movimiento, créemelo.
Al detenerme, miro para enfrente, que en sí es para arriba, y me doy cuenta de que no estoy en el carro, no estoy muy seguro de lo que acaba de suceder, porque hace unos segundos estaba cerca de entrar a los brazos de Morfeo en una vagoneta, y ahora.....Pues ahora, estoy tirado en la calle. Escucho voces, voces sorprendidas, preguntando: "¿Qué fue eso? ¿Es un niño? ¿Lo tiraron del carro ése? No, no se cayó, creo". Cosas por el estilo. Se acercan a mí, me recogen, me quitan de la calle y me trasladan a la banqueta, estoy en sus brazos, según recuerdo eran cinco, pero no estoy seguro. Lo que sí es que me peguntaron que si estaba bien......
De niño me dijeron tantas veces que no hablara con extraños, que nunca se sabe qué intenciones podrán tener, especialmente en una ciudad tan grande como San Pancho, hay que enseñarle a los escuincles que tengan cuidado. Así que ahí estoy, en la calle, confundido, en manos de unos tipos que están creo que más sorprendidos que Yo por lo sucedido, preguntándome si sí me echaron del carro o si me caí, (inmediatamente me doy cuenta que sí, me caí, pero ¿y mi Mamá no se ha dado cuenta?), recordando que no debo hablar con extraños......pero.....éstos parece que lo que quieren es ayudarme, y además no se me acercaron, yo caí de un carro casi a los pies de ellos...mmmmmmmmmmmmmmm mmmmmmmmmmmmmmmmmm.
Les dije me llamo *******, y que no, no me dolía nada, estaban ellos precisamente preguntándose que dónde estaban mis padres, y que si no regresaban ahorita, pues no iban a tener cómo encontrarlos, pero pues en eso que llega corriendo mi madre.
Lo que pasó en el carro es que mi hermana escuchó un ruido, que era la puerta cerrándose, no, mi jefa ni en cuenta, así que mi hermana dijo algo, o me preguntó algo, se le hizo raro que no le contestara, igual y estaba Yo dormido, pero volteó para verme, no me vio, me buscó, la verdad es que era yo muy hábil para meterme en todo tipo de rincones cuando niño, jejeje, pero pues no me vio, así que dijo: "¡Mami, ******* no está!"
Frenón.
Así es que mi madre me buscó, no me encontró en el carro, salió corriendo y llegó a donde estaban unos tipos sosteniéndome. Les dio las gracias. Me revisó. Me llevó al carro. Me dijo: “ponte el cinturón”. La verdad estaba muy contento de estar de regreso en el carro con mi linda hermana, con mi madre despistada (cosa que la verdad no es común en ella). Y me senté justo en medio del asiento, nada de recargarse, le puse seguro a ambas puertas, me puse el cinturón, y no me dormí.
Con el tiempo, me fui acercando más y más a la puerta, lo que sí, y es algo que hago hasta éste día, es que si me recargo en una puerta, le pongo seguro, no me importa si el carro está estacionado, ni si es nuevo, ni que me vean raro, yo le pongo seguro, y a ésas personas que me preguntan que por qué le pongo se seguro, que qué me va pasar, les contesto. "Tú no sabes por lo que he pasado"

domingo, agosto 12

Primero que nada

Una cordial bienvenida a Blanche, nuestra nueva contribuyente a Huellas Por Rastrear, y gracias por ayudarnos a crecer en el cyber-espacio, y ésta es una invitación a la personas que estén interesadas en participar a que me contacten, después de revisarlo, a unas trés personas se les invitará a formar parte de Huellas, hasta pronto.
Y tengo más de una historia pensada que califica con la propuesta de éste més, asi que los invito a que no se limiten a una entrada, pongan varias, adelante, es su espacio.

jueves, agosto 9




¿En qué momento de la vida nos permitimos dejar de ser niños, haciendo a un lado esa inmensa capacidad de asombro y comenzando a restarle importancia a aquellos pequeños detalles que marcan la diferencia entre vivir y existir?

viernes, agosto 3

jueves, agosto 2

TEMA DEL MES : CUANDO NIÑO


Creo que por más vividitos que estemos, todos todos los seres humanos guardamos un pedacito, aunque sea chiquito de inocencia. Puede que sea difícil de externar por las cicatrices emocionales que hemos acumulado a través del tiempo, pero es placentero recordarnos en las situaciones infantiles que muchas veces nos erizan la piel.

El próposito de este tópico es, describir una situación de cuando eras chiquito, que te ha marcado durante toda la vida o que simplemente te gusta recordar sin aparente justificación.

Por ejemplo:
¿cuál fue tu mejor fiesta de cumpleaños?¿tenías una cajitas con objetos inservibles que guardabas como tesoro?
¿cuándo fue la primera vez que viste a un humano desnudo?
¿alguna vez viste o escuchaste a lo reyes magos dejando los regalos en la sala?
¿quién fue tu primer amor?
¿ qué sentiste cuando tu primera mascota murió?
¿ qué traías en tus bolsillos cuando tenías 8 años?



De esta forma retrocederemos un poco para apreciar el principio de formación de la persona que somos ahora.


hace tiempo toby me dijo: LOS NIÑOS SON COMO ESTRELLAS, ALGÚN DÍA TODOS FUIMOS NIÑOS.

domingo, julio 29

A ver Pues....

.....Ya necesitamos un nuevo tema, le toca a la Señnorita Cometa ponerlo, ahora, he encontrado a unas cuántas personas nuevas que sé le interesaría participar en Huellas Por Rastrear, y pienso invitarlas, vamos haciendo que ésto crezca y mucho, que la idea es llenarse de filosofía y opiniones, de recuentos y reseñas, asi que vamos para adelante, y con todo, que así es como sabe mejor.

miércoles, junio 27

Vida Sensorial

Que nos toca poner una experiencia que haya sido al máximo, algo que me haga hecho sentir con todo al todo, que me haya cambiado, de esas experiencias que te obligan a ver las cosas de una manera distinta, de cualquier manera, pero distinta a la que ya estaba establecida..................... ........................... ......................... ...........................Bueno.... He pensado mucho en mi vida, de lo que cae en esta descripción, y a veces encuentro mi vida aburrida, algo que es absurdo, por que cuando cuento mi vida, la gente se emociona,se impresiona, pero para mí, es cotidiana, será que soy raro, que la extrañeza es mi norma, y mi existencia está fuera de lo común, como mi forma de ver las cosas y mi manera de proyectar lo vivido, lo que soy, lo que he aprendido, y en lo que me convertí a través de mis años.
Pero quise escribir de una mujer, de la que me volvipo adicto a sus besos, de la Chulada de Ángel que que en mis brazos se posó en unas cuantas ocaciones, que em dió vida, pasión y belleza con su mirar, esos ojos pispiretos en los que me perdía, que me entretenía con las adrables pecas de su cara, que eran de lo más bello que mis labios han tocado, casi tan bellos como sus labios, pero aún así lejos de alcanzar la belleza de su alma, que creo, que espeo mi labios también hayan alcanzado; Olí un Ángel, y me embriagué con su aroma, y corrí mis dedos por su cabellera, la besé como a nadie he besado, más que a ninguna, y no fueron suficientes besos, eso es adicción, que entre más la acaricié, más necesitaba acariciarla, abrazarla, protegerla, y besarla, gracias por añadir a mi vida tu escencia, te agradezco todo, todo lo que recibí de tí, que aprendí que lo que es estar vulnerable, quitarme de barreras y dejarte entrar, aunque, méndiga, ya te habías colado por entre mis muros, y qué bueno que lo hiciste. De esto quise hablar, pero muy trillado.


Quise hablar de la soledad que tuve al estar en este país donde no conocía a nadie, que tras haberme mudado a Colorado, y pasar mes y medio aquí, y ser miserable, cuidándole la casa a una tipa MUY desorganizada y enfadosa, que desués de estar acostumbrado a la independencia total, tuve que depender de alguién que no es buena persona, que asfixiaba, y teniendo que salirme de la casa, un día exploté y le dije que era miserable, que a me andaba por irme, y que odiaba vivir en la misma casa que ella, asi que me echó a la calle, con veinte minutos para empacar todo lo mío o le hablaría a la policía, asi que a la calle son mis tiliches, un lunes por la noche, casi sin dinero, sin puta idea de a dónde ir, sin un lugar donde dormir, pero con un alivio enorme. Quise hablar cómo la cálida noche de Agosto me decía que todo era para mejor, y no era raciocinio, era que sentía haberme quitado un gran peso de encima, y que mi vida estaba cambiando de manera tan importante, que ser indigente era mejor que vivir en esa pinche casa......Pero ella no lo vale, asi que seguí buscando.


Una vez casi me corté las venas, pero de eso ya escribí hace tiempo, aunque es uno de los momentos de mas peso en mi vida, no ví cómom añadir nada nuevo al tema ( Lee "Noche Fría" de hace unos meses ), además de que ya chole, repetitivo.

Me despostillaron el corazón, y no me quería dejar caer en depresión, asi que fuí a mi primera clase de Capoeira, brinqué, canté, tiré patadas, dí vueltas, corrí, aplaudí, y sudé, todo con un grupo de gente que nunca había visto antes en mi vida, lo necesitaba, sentí pasión, me divertí, gracias Capoeristas, que son una familia, y son una terapia, nada mejor que la belleza mezclada con sudor y endorfinas para aliviar el alma, para cambiar cosas para bien. Una clase de introducción cambió muchas cosas de mi vida, esparciendose de las clases a los demás aspectos del día a día. Pero quizá no era la mejor opción para este tema.

Lo cierto es que mi vida es esa experiencia sensorial, que mi forma de ver la vida cambia por que mi vida cambia como veo las cosas, es accion y reacción, directa e inversamente proporcional, asi que si tengo que escoger una cosa, pues lo escojo todo, por que la vida no es más que una secuencia de eventos, memorias hiladas en orden cronológico, todo nos forma, y cualquier cosa nos cambia, ahora, sólo unas cuantas cosas nos mueven de manera completa, nos afectan hasta el núcleo, y me gustaría cambiar eso, asi que si pongo un solo evento, los demás eventos quizá se pondrán celosos, y no quiero eso, por que Yo soy todos esos eventos, sin cualquiera de ellos podría ser enteramente diferente, y eso, eso es tema para otra ocasión.

viernes, junio 22

Naturaleza muerta


Verde intenso brilloso, sus flores han nacidos y están en su máximo esplendor, pero mañana y pasado y pasado seguirán igual, no se marchitara y dejará caer sus pétalos; no necesita nada, es bella por si sola aunque no la tomes en cuenta, ahí está dándole vida a la habitación; no importa si olvido regarla, no importa si le grito y la lleno de mis malas vibras, no se deprime, siempre es la misma, su misma postura luminosa, a veces se empolva un poco y la limpio fácilmente con cualquier trapito y no tengo ni porque hablarle bonito. Así es ella, hermosa. sin embargo...
Muerta.

viernes, junio 15

capìtulo 7

Un estado sublime, flotante, como suspenderse en gelatina de naranja. Ahì es cuando siento una experiencia extrasensorial, porque tus sentidos al ser bombardeados se anulan o sienten tan igual que no sabes distinguir.

Con Luis he compartido momentos, saliva, kilòmetros, sentires, placeres y es seguramente la persona màs honesta que he encontrado en mi camino. Las palabras, mis palabras quedaron a un lado cuando leì este capìtulo, y un sensiblero como cortàzar no pudo expresar mejor lo que sentì en una noche frìa, dentro de aguas termanles saturadas de azufre, pfff... donde simplemente estuve suspendida y sentì la nada, un de los mejores estados que mi humanidad ha logrado alcanzar, porque es regresar o avanzar a algo indefinido por tanto ilimitado, y cierras los ojos y pareces flotar.

Capítulo siete (Rayuela)
Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua.

miércoles, junio 13

Pd: Extra - La Invención de Morel

Antes de realizar mi aportación al tema de ahorita, les dejo un video sencillo que hice en el cual aparecen todas las fotografías que tomé en el proyecto de "La Invención de Morel".

Quien no tenga idea de qué es lo que estoy diciendo, puede checar este blog y un poquito abajo van a ver un una entrada que se llama: "La Invención de Morel". Ahi mismo explico en qué consiste todo este proyecto y pueden ver algunas fotografías que he tomado como parte de este proyecto.

Bueno, al grano. Les dejo, el videito para que lo chequen y dejen sus opiniones. Y pues si tienen ganas de ver fotos, en el videin verán muchas pero muchas fotografías.

La música es de Death Cab For Cutie - I will follow you into the dark


Acerca del Movimiento y la vida

"La vida sigue su curso"
"El tiempo nunca se detiene y nunca se detendrá"

Pinche frases trilladas. ¡¡Pinches frases trilladas!!

Ahí estaba yo esa tarde de semana santa, en un estado alterado emocionalmente/mentalmente. Tirado, acostado, rodeado de arena, con una cámara reflex a mi lado y con un inmenso mar de frente... ¿relajado? ¡Alterado! Viendo las nubes y su eterno movimiento. Pensando en como nunca dejan de moverse al igual que la vida.

Eso era lo único en lo que podía pensar en esos momentos, en como esas pinches frases trilladas, eran tan ciertas. No entendía el porqué esas oraciones se encontraban llenas de tanta verdad, me era difícil comprender el error que se puede cometer cuando dejas que el tiempo te coma, cuando dejas que el tiempo se coma tu vida y tú no haces nada. Mientras tanto, sólo me limitaba a observar esas nubes que no dejaban de moverse y mientras las nubes seguían su curso al igual que mi vida, me percataba de como he dejado que el tiempo me coma...

Así decidí fotografíar esas nubes que bien reflejaban todas las ideas que pasaban por mi mente en esos momentos, que reflejaban mi sentir. Ya que a pesar de estar acostado y viendo hacía el cielo en lo que bien se podría pensar es un estado muy relajado. Por dentro, mis ideas tenían una alta velocidad y no dejaban de rebotar en mi cerebro, en mi cabeza, alterando todos mis sentidos. Quizás sigan rebotando un poco...

Éstas fotos, son el fiel reflejo de cómo la vida está llena de movimiento y no te puedes quedar parado, tienes que seguir adelante...







Al final el día ya casi terminaba y las nubes se irían y talvez un pedazo de mi mente y cuerpo se iba con ellas...